Épico

Vivimos en un momento de la historia donde podemos dignificar la epilepsia como condición, no como enfermedad gracias a los avances médicos de profesionales que por sus esfuerzos, mejoran la calidad de vida de quienes viven con esta realidad.